Ofertas y descuentos

Inicio > Descubre Centralfiestas > Varios > Qué sucede en nuestro cerebro al enamorarnos

< Atrás

Qué sucede en nuestro cerebro al enamorarnos

Qué sucede en nuestro cerebro al enamorarnos

El amor ha sido millones de veces definido y todos tenemos una idea romántica de lo que es y las sensaciones que produce, pero, ¿qué pasa realmente en nuestro cerebro cuándo nos enamoramos? ¿Qué nos lleva a fijarnos en unas personas y no en otras?

Este proceso ha sido definido como  la química del amor. ¿Qué es lo que hace que nos enamoremos de una persona en concreto? Multitud de estudios psicológicos avalan la teoría de que en nuestro cerebro tenemos una serie de mapas mentales, que harán que una persona se llegue a fijar en otra o no. Por decirlo de otra manera, antes de que nos encontremos con el ser que amaremos, en nuestra mente ya tenemos conformada la idea de qué tipo de características tendrá que tener el sujeto para que nos enamoremos de él, y estas tienen mucho que ver con asociaciones inconscientes de la infancia.

 

Por mucho que queramos creer en el amor entendido como romántico y explicado a través de expresiones artísticas, la ciencia ha demostrado que el amor es química. Y es que una vez que nos fijamos en una persona, nuestro hipotálamo da la orden para que las glándulas suprarrenales aumenten la producción de adrenalina y noradrenalina.

 

 Los estudios neuropsicológicos demuestran como una vez que se produce el enamoramiento, los niveles de serotonina descienden bruscamente y los de dopamina aumentan. La dopamina es la sustancia de nuestro cerebro responsable de los mecanismos de refuerzo del cerebro, de querer repetir conductas una y otra vez que nos proporcionan placer. Por eso se compara el efecto del amor al de las drogas más adictivas: queremos más de esta persona, tenemos pensamientos obsesivos sobre ella, vivimos una montaña rusa de emociones, etc.

 

Esta fase química del amor está demostrado que dura entre 2 y 3 años máximo, momento en el que la atracción bioquímica empieza a decaer. A partir de ese momento, comienza la nueva fase del amor, en la que las endorfinas juegan un papel determinante, al igual que la hormona Oxitocina. Si a partir de ese momento la relación continúa, se caracterizará por ser un amor sosegado, que nos proporciona una sensación de apego, pertenencia y tranquilidad.

Categorías de nuestro Blog

Categorías

¿Necesitas ayuda?